Foto: Pixabay

Por Nogara y Asociados

Foto: Pixabay

Seguramente más de una vez has escuchado a familiares, amigos y conocidos hablar sobre algún asunto relacionado con una Pensión Alimenticia, pero ¿qué tanto sabemos en realidad?

Por eso te compartimos 10 datos básicos sobre la Pensión Alimenticia, que podemos encontrar en la legislación de la Ciudad de México, para entenderlo mejor:

Alimentos

Los llamados alimentos, en términos simples, se refiere al pago de gastos para mantener las necesidades de una persona. Es un derecho recíproco, esto quiere decir que quien los da tiene a su vez derecho de pedirlos y recibirlos.

Cónyuges

Los cónyuges están obligados a darse alimentos, estos se pueden reclamar incluso sin estar divorciados.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Padres a hijos y viceversa

Los padres están obligados a dar alimentos a sus hijos y viceversa, los hijos están obligados a dar alimentos a sus padres y, ¡ojo!, si falta alguno de ellos, la obligación será de los abuelos o nietos, respectivamente.

Incluso otros parientes

Esta obligación puede llegar hasta otros parientes, tíos (hermanos de tus papás) y hasta tus primos (hijos de ellos), dependerá de cada caso en particular.

▶️¿ES LEGAL QUE ME DESPIDAN POR TENER TATUAJES?

¿Qué abarcan?

Los alimentos contemplan: comida, ropa, un lugar para vivir, atención médica y hospitalaria, así como pago de gastos de embarazo y parto.

También, en menores de edad se consideran los gastos de escuela y los necesarios para aprender un oficio, arte o profesión.

En personas con discapacidad, además, deben incluirse gastos para lograr su desarrollo cuando sea posible.

Y tratándose de personas mayores de 60 años, deberá pagarse lo necesario para su atención, procurando que los alimentos se den al integrarlos y cuidarlos en una familia.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Formas de cumplir

Hay dos formas de cumplir con los alimentos, dando una pensión alimenticia (pago periódico líquido o por porcentaje sobre los ingresos ordinarios y extraordinarios del deudor), o integrando a la persona que los necesita en nuestra familia, siempre y cuando sea esto posible.

Un ejemplo que no sería posible es que se pretenda integrar a la familia a la esposa o esposo con quien se ha divorciado.

▶️VIOLENCIA POLÍTICA DE GÉNERO: DESDE TODOS LOS FRENTES

Proporcionales

Es muy importante saber que los alimentos deben ser proporcionales al salario o ingresos del que debe darlos, es decir, de acuerdo a sus posibilidades, y adecuados a las necesidades del que debe recibirlos, esto es, sobre lo que realmente necesita para mantenerse y desarrollarse sin lujos, pero dignamente. Sin embargo, muchas veces se considera el nivel de vida que se ha llevado, por lo que atenderá al caso en concreto.

¡Cuidado con los mitos!

Es falso que no se pueda pedir alimentos cuando no es posible comprobar los ingresos o salario de la persona que debe darlos; se pueden calcular midiendo la capacidad económica y nivel de vida de los últimos dos años.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Hijos mayores de edad, sólo si estudian

Se deben seguir dando alimentos a los hijos aunque sean mayores de edad siempre y cuando sigan estudiando y no se hayan retrasado en ningún año escolar, pero hay que aclarar, no hay obligación de dar alimentos a los hijos para su trabajo.

▶️COMERCIO ELECTRÓNICO: ¿CÓMO SE CELEBRA UN CONTRATO DIGITAL?

Concubinato

Finalmente, si una pareja que ha vivido en concubinato llega a separarse, se pueden pedir alimentos si alguno de ellos no tiene forma de mantenerse, esto sólo será por el tiempo que haya durado su relación.

Si aún les queda cualquier duda respecto a la Pensión Alimenticia y requieren más información sobre este tema, ¡contáctanos! Estamos para servirte.

Este contenido es publicado por De Facto con autorización expresa de Nogara y Asociados. Da clic aquí para ver la publicación original. Queda prohibida su reproducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *