Foto: Archivo UNAM

La violencia sistemática que ha existido desde siempre en toda América Latina, pero que tuvo su auge en las décadas de los 40’s, 50’s y 60’s, cobraron miles de vidas civiles que, organizadas, buscaban un cambio en el gobierno, pues las dictaduras ya eran intolerables y las atroces acciones que tomaban los gobernantes ya tenían harta a la población.

Para República Dominicana la suerte era la misma, un gobierno que abusaba de la población, económica y físicamente, pues al ser una población pequeña, era fácil extorsionar a las familias adineradas y hostigar a las mujeres más bellas, que eran llevadas al exmilitar Rafael Leónidas Trujillo; presidente de la nación.

También puedes leer: “Patadas en todo el cuerpo”, Claudia fue víctima de la violencia machista

Para Minerva Mirabal, una mujer valiente desde niña que creció odiando el régimen junto con toda su familia, no fue posible pasar desapercibida, pues la vida le puso varias pruebas, una de ellas fue rechazar el hostigamiento de Rafael Leónidas en su propia casa, bajo una fiesta que él había organizado para “conquistarla”, lo que le costaría la vida.

Es así como un  25 de noviembre de 1960 en República Dominicana se dio la noticia del asesinato de las hermanas Mirabal: Patria, María Teresa y Minerva, ejor conocidas como “las mariposas”, pertenecientes del grupo disidente llamado 14 de Junio en contra de la dictadura de Trujillo.

Junto con Bélgica Adela Mirabal, conocida como Dedé, formaban el cuarteto de hermanas, pero ésta última no estaba dentro de la disidencia, pues era la que se encargaba de la empresa familiar, lo que no le permitía el tiempo; contrario a sus hermanas, que se las arreglaban para conspirar en contra del dictador.

Foto: Wikicommons
Foto: Wikicommons

Hace ya sesenta años del asesinato avisado a todas voces por sus ejecutores, Rafael Trujillo y el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) Johnny Abbes García. Dejando viva a Dedé y huérfanos a cinco hijos, de los que ella se hizo cargo.

El asesinato se llevó a cabo cuando ellas regresaban de visitar a los maridos de Minerva y María Teresa. Después de una corta visita, fueron interceptadas a media carretera de camino a casa por cinco hombres que las obligaron a descender del auto en el que viajaban para subirlas al suyo, llevándolas a las parcelas para ahí asesinarlas a palazos. Una vez muertas, las volvieron a subir a su auto, matando también al conductor y tratando de crear la escena de un accidente automovilístico.

La población sabía que había pasado realmente, pues hubo algunos testigos y posteriormente confesiones de los que ejecutaron la orden, que verificaba la historia. Esto hizo que se uniera el pueblo y en venganza asesinaron a Leónidas Trujillo seis meses después, dando paso a una nueva era en la República Dominicana.

Foto: Casa Museo hermana Mirabal
Foto: Casa Museo hermana Mirabal

A pesar de que la declaración emitida por la ONU para decretar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se da hasta el año 2000, se sabe que el día es para recordar la tragedia que vivió la familia Mirabal en República Dominicana y así, reconocer el valor a estas tres mujeres que lucharon hasta el final por una mejor vida en la isla.

Es por ello que desde hace veinte años se conmemora a nivel internacional y se recuerda que la lucha en contra de la violencia de género no ha terminado, que falta mucho para que lleguemos a erradicarla. A su vez, es preciso mencionar que éstos esfuerzos no pueden parar y que todas debemos continuar exigiendo respeto por nuestros cuerpos y nuestras vidas, ¡hasta que la dignidad se haga costumbre! También se reconoce el valor y la importancia de las mujeres dentro de las luchas sociales, pues sin ellas la historia no se contaría igual.

“Si me matan sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”, era lo que contestaba la aguerrida, inteligente y bondadosa Minerva, cada que alguien le decía que Trujillo la quería matar. Y así fue, pues el legado que dejaron y el precedente que sentaron frente a la ONU habrá valido la pena.

Entre los múltiples relatos que existen de la historia de las Mirabal están:

  • Las mariposas: Las Hermanas Mirabal. Entrevista
  • Nombre secreto: Mariposas, el documental.
  • Libro: Vivas en su jardín, escrito por Adela Mirabal.

Te recomendamos:

➡️El paseo

➡️Estos son los machismos cotidianos que han pasado desapercibidos

➡️Penalizado no significa crimen y clandestino no significa inseguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *