Foto: captura en Twitter, @raulbrindis

Las imágenes muestran a un pequeño niño con lágrimas en el rostro acercándose a un agente fronterizo, entre sollozos le pide ayuda, pues asegura que ha sido abandonado por el grupo de personas con el que iba. Sin dar a conocer su lugar de origen, queda claro que el menor atravesó muchos kilómetros sin la compañía de algún familiar, exponiendo su propia vida a cambio de alcanzar el famoso “sueño americano”.

“¿Me puede ayudar? Es que yo venía con un grupo de personas y me han botado, y no sé dónde están. Me dejaron botado”, pidió el niño con lágrimas en el rostro al agente fronterizo, quien, debido a la complicada situación, capturó los hechos a través de un video que ya circula en redes sociales.

▶️LA MAYOR CRISIS DEL MUNDO ES LA DESIGUALDAD

“Me dejaron botado”, continuaba el menor mientras se acercaba a la patrulla. El uniformado preguntó por el paradero de sus padres, pero el pequeño aseguró que no iba acompañado.

Los hechos ocurrieron cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, en el estado estado de Texas, cerca del Río Grande, según han indicado los medios locales.

“Yo venía en un grupo y al final me dejaron botado. Y venía aquí a pedir auxilio. Si no, ¿para dónde me voy a ir? Ayuda”, reiteró el pequeño.

Lamentablemente, la llegada de niños migrantes a Estados Unidos no son solo unos cuantos casos. Recientemente se han divulgado a través de redes sociales o medios de comunicación casos como el ocurrido este lunes, cuando dos hermanos de seis y cinco años fueron lanzados desde el muro fronterizo en la localidad de Jacumba, Estados Unidos, quedando abandonados y totalmente desprotegidos.

Según reportó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza del Condado de San Diego, agentes fronterizos fueron testigos de tan atroz hecho, por lo que auxiliaron a los menores de edad y los pusieron a salvo.

▶️LOS NIÑOS NO PUEDEN PERMITIRSE OTRO AÑO DE ESCUELAS CERRADAS: UNICEF

Las autoridades informaron que los menores llevaban consigo un papel en el que estaba escrito el nombre y el número telefónico de su madre, quien vive en Estados Unidos y para asegurar que el mensaje llegara hasta el otro lado del río, dichos datos también estaban plasmados con un marcador en los antebrazos de los pequeños.

Foto: cbp.gov
Foto: cbp.gov

En un informe las autoridades norteamericanas detallaron que alrededor de las 3:00 de la tarde en este el lunes los agentes observaron a un hombre y a una mujer que caminaban por la zona rocosa al sur de la frontera, quienes además eran acompañados por dos niños. Momentos después, los menores fueron arrojados desde el muro al lado de Estados Unidos y los adultos emprendieron la huida.

“Los niños fueron transportados a una estación cercana de la Patrulla Fronteriza para su atención y procesamiento. En la estación, los niños proporcionaron a los agentes una nota escrita a mano que tenía el nombre y el número de teléfono de su madre. Los hermanos también tenían el nombre y los números de teléfono de su madre escritos con marcador en sus antebrazos”, explicó en un comunicado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP, por sus siglas en inglés).

▶️“COVID NO TERMINA CUANDO DAS NEGATIVO”

Luego de contactar a la madre de los menores, fueron transferidos al departamento de Salud y Servicios Humanos para ser resguardados.

Los dos anteriores casos mencionados ocurrieron apenas durante la última semana; sin embargo, la llegada de Biden, la modificación en sus políticas migratorias, la pandemia, la violencia y la pobreza en Latinoamérica sigue contribuyendo para que cada vez más niños migrantes emprendan el camino hacia “un mejor futuro” en Estados Unidos, viajando sin compañía y poniendo en riesgo su propia vida.

Tal es el caso de las también hermanas ecuatorianas, situación que se volvió viral después de la revelación de un video en el que se aprecia el momento exacto en el que los famosos “polleros” arrojaron a las pequeñas desde lo alto del muro fronterizo, a una altura calculada de cuatro metros. Una vez que soltaron sus manos, las niñas quedaron solas en la gran frontera estadounidense.

De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP), en el pasado mes de marzo se interceptaron a más de 172 mil indocumentados en la frontera, de los cuales 18 mil 890 fueron menores procedentes de Centroamérica que llegaron sin acompañantes. Una cifra que se incrementó en un 100% respecto a febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *