El cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial, por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destinado el 4 de febrero como el Día Mundial contra el Cáncer, para concientizar y prevenir sobre esta enfermedad.


Por Luba Hernández

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) , el cáncer se hizo presente en 20 millones de casos nuevos a nivel mundial y las muertes por este padecimiento se aproximan a los 10 millones de personas.

El cáncer en México

El cáncer se ha vuelto un grave problema de salud en México, ya que ocupa el tercer lugar en mortalidad, llevándose el 12% de todas las defunciones en nuestro país.

Se estima que al menos cada año hay 148 mil nuevos casos del padecimiento, siendo 65.5 mil casos en hombres y 82.4 mil en mujeres. Entre los principales tipos de cáncer se ubican el cáncer de pulmón, mama, colorrectal, próstata y estómago.

El cáncer de mama es el más común, arrebatándole la vida a 15 personas diario, seguido del cáncer cervicouterino con 10.5 decesos al día. Se calcula que para el 2025 los casos aumenten a un 50%.

Los retos a enfrentar

Uno de los principales retos a enfrentar contra el cáncer es el diagnóstico tardío, ya que desafortunadamente muchas personas no cuentan con la afiliación a un sistema de salud, además de la severa segmentación del mismo.

Además de pocos especialistas que operen el equipo técnico, los pocos medicamentos de última generación y el acceso a ellos se ha convertido en otro asunto por resolver.

¿Se puede prevenir?

El Día Mundial contra el Cáncer se ha vuelto elemental para poner en la conversación la prevención y concientización de la enfermedad.

Los principales factores de riesgo son el consumo de tabaco, la baja ingesta de frutas y verduras, el uso nocivo de alcohol y la falta de actividad física.

Una de las apuestas para reducir la presencia del padecimiento en el mundo es promover estrategias basadas en la detección temprana. Mejorar y asegurar los tratamientos paliativos también es otro de los objetivos, ya que la recuperación es totalmente integral.

Informémonos sobre el cáncer, pongamos la conversación sobre la mesa y finalmente, no seamos indiferentes ante los que lo padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *